31 oct. 2008

El alimento como factor ambiental


Por Ingrid Ninón Herrera Koerner

Obtenemos nuestro alimento explotando y transformando cada parte del reino animal y vegetal a nuestro alcance para consumirlo. ¿Qué sucede con nuestro alimento cuando modificando los ciclos naturales agrícolas y los nutrientes de la tierra por sistemas agrícolas basados en químicos y ambientes artificiales? ¿Qué pasará con nuestra alimentación cuando las condiciones propicias para el cultivo sean modificadas por el cambio climático?

Entre nuestro medio ambiente y nuestra alimentación existen numerosas relaciones e interpretaciones en la cual la sociedad es el sujeto y, la tierra agrícola el ámbito en el cual se desarrolla el trabajo.

Nuestro consumo de alimentos se ha modificado a través de los tiempos particularmente en el siglo XX, dichas modificaciones se han debido a circunstancias coyunturales que engloban lo cientifico-tecnológico, geo-político-económico, social y cultural.

Las relaciones económicas, culturales y sociales de la especie humana con su medio ambiente le impiden consumir los alimentos directa y libremente. Los seres humanos necesitamos manipular los recursos naturales para crear nuestro alimento, a esta transformación del recurso en un factor que cubra las necesidades e intereses de los seres humanos se le conoce como factor ambiental.

Los alimentos son factores-recursos ambientales que necesitamos para mantener nuestra existencia y realizar nuestras actividades. Sin embargo, necesitamos de tecnología para producir alimentos y por eso los dotamos de un valor mercantil. Esto propicia que los alimentos no se queden en su lugar de origen, ni satisfagan las necesidades alimenticias de quienes los producen. Al ser comercializados y distribuidos suelen quedar fuera del alcance de los propios trabajadores del campo y de numerosos grupos poblacionales.

En cifras absolutas a principios del siglo XXI, hay en la Tierra más personas que pasan hambre de la que ha habido nunca, y el número de éstas va en aumento constantemente. Dadas las tendencias presentes y mediatas son escasas las perspectivas de que el proceso cambie de dirección.

Las tendencias de uso de los factores-recursos ambientales está modificando el medio ambiente humano y junto con éste, la biosfera. Estudios conjuntos y especializados de carácter internacional donde participaron 117 países evaluaron las relaciones que se establecen entre las necesidades de alimentarse de la población y la capacidad de abasto de la tierra en los países en desarrollo. Se obtuvo que estos 117 países pueden producir suficientes alimentos para alimentar una vez y media la población estimada en el presente. 64 países cuya población aproximada es de 1,100 millones de personas, carecen del abasto necesario para alimentarse; 19 países con una población aproximada de 100 millones de personas no tienen alimento suficiente.

El potencial de producción mundial podría sustentar aproximadamente a 11,000 millones de personas. En tanto no aumente significativamente el consumo medio, ya que ello reduciría el número de personas sustentadas. Los datos sugieren que para satisfacer las necesidades alimentarias de 10,000 millones de personas, se precisan cambios en los patrones de consumo de la población mundial, además de un incremento en la eficacia de la agricultura tradicional.

El panorama parece preocupante pero no desesperanzador, sin embargo, con el calentamiento global las condiciones propicias para el cultivo de granos y el mantenimiento de ganado está en peligro. Los procesos industriales y los productos agrícolas con los que hemos querido suplantar los procesos naturales de cultivo y producción de ganado, suministran a la alimentación humana, sustancias tóxicas cada vez más difíciles de eliminar.

Anualmente, seis millones de hectáreas de tierra productiva, presentan características de desertificación y diez millones de hectáreas de bosques las transformamos en tierras agrícolas de baja calidad, que no sustentan ni a quienes las cultivan.

El constante incremento de grupos humanos pobres, asimismo la agudización de la pobreza en los ya existentes, es causa y efecto de la globalización de los problemas ambientales que creamos a partir de nuestros intereses.

Desde un punto de vista político y técnico, los gobernantes no pueden comprometerse a alcanzar la seguridad alimentaria o reducir a la mitad el número de personas con hambre en el plazo de una generación, es decir 25 años, ya que se requiere impulsar una gran gama de proyectos productivos e incrementar el actual presupuesto destinado para tales fines.

En el marco del Día Mundial de la Alimentación se llevará a cabo una reunión del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial del 14 al 17 de octubre. En esta reunión se evaluará la situación alimentaria y sus implicaciones para el futuro, ya que el tema de este año es: “Seguridad Alimentaria Mundial. Los retos del cambio climático y bioenergía.”

La solución parece ser una labor conjunta: modificar nuestra alimentación y restablecer una relación armónica con el medio ambiente, entendida como una relación con un ser vivo que nos provee naturalmente de alimentos, si no afectamos sus ciclos, contaminado e hiperconsumiendo.


ES TIEMPO DE ACTUAR
Alimento para Todos I.A.P. es una organización que desde 1995 es miembro de la Asociación Mexicana de Bancos de Alimentos (AMBA). Contribuye a reducir el problema de la desnutrición de la población vulnerable. Brinda alimentos y orientación nutricional a instituciones y comunidades de escasos recursos. Si deseas colaborar con ellos puedes comunicarte con la Lic. Claudia García Zambrano al Tel: 5600 6089. correo: apt@alimentoparatodos.org.mx web: www.alimentoparatodos.org.mx.

30 oct. 2008

FÁBRICA INTERMINABLE


Por Julia Cuéllar

El problema actual con el medio ambiente no es el cambio climático, eso es un síntoma, la causa de todos los síntomas (inseguridad, pobreza, cambio climático) es uno, nuestra manera de entender y llevar a cabo el desarrollo humano.

Nuestra forma de pensar, de concebir la realidad determina nuestras acciones, desde la era industrial nuestro paradigma de desarrollo a estado basado en la idea de que la naturaleza, el medio ambiente, es una fábrica interminable. Eso es un error. Los recursos naturales no son infinitos y de ellos depende nuestro sustento. Debemos cambiar el paradigma de fábrica interminable por uno que respete los procesos naturales.

No hay nada en el mundo que no provenga de la naturaleza, los autos, la ropa, las computadoras, la comida y hasta el agua, que constituye casi el 70% de nuestro cuerpo, viene del medio ambiente. Transformamos los recursos para satisfacer nuestras necesidades. ¿Realmente necesitamos tanto? Si un planeta no es suficiente para vivir como lo hemos hecho hasta ahora, es momento de entender que el planeta no tiene problemas sino nosotros. Los que estamos en peligro de no sobrevivir somos nosotros.

Pensamos en función de bienes materiales, de consumo, de satisfactores perecederos. ¿Cómo evaluamos un bosque? La economía actual calcula cuántos árboles hay, cuántos metros cúbicos de madera podrían salir, a cuánto se vende el metro cúbico de madera y el resultado de estas operaciones es el valor del bosque. ¿En qué momento perdimos de vista los beneficios no materiales de un bosque? Los bosques producen oxígeno, secuestran carbono, fijan Nitrógeno en el suelo, destilan agua, son hábitat para otras especies, acumulan energía solar, producen alimento, crean microclimas y se autoreplican, es decir, en sus semillas está la posibilidad de otros bosques. ¿Por qué dejamos de entender el ecosistema como proveedor de vida y empezamos a evaluarlo en función de bienes materiales? Porque cambiamos nuestra manera de pensar, porque intercambiamos un paradigma sistémico por uno de producción en serie.

Entendemos el medio ambiente como una realidad separada de nosotros: el medio ambiente son los bosques, el mar, las montañas, yo vivo en la ciudad. Una realidad fraccionada nos sirvió para entender el mundo, el conocimiento humano se dividió para analizar y clasificar la realidad. Esto produjo que olvidáramos que todo está conectado. La separación entre medio ambiente, economía, arte, inseguridad y demás clasificaciones es ficticia. Vivimos dentro del medio ambiente, dependemos de él para sobrevivir y el medio ambiente está dentro del gran sistema que es la vida.

Pensar sistémicamente implica entender las conexiones que vinculan el medio ambiente con la economía, los problemas sociales como la inseguridad, la pobreza, la falta de educación, con el cambio climático. Una visión sistémica es comprender que todo lo anterior son síntomas de un problema complejo: un sistema roto, intervenido erróneamente por tantos ángulos que desequilibraron la vida y nos llevaron a un punto de quiebre.

Todo sistema tiene un punto de regeneración, de recuperación, nuestra situación está al límite de ese punto. Cambiar nuestra manera de pensar recuperando la visión sistémica puede ser la solución.
Gerardo Pandal, director y creador del despacho ambiental Conciencia Ambiental, sugiere la visión sistémica y un cambio en nuestra conciencia como opción para recuperar una vida armoniosa.

Gerardo nos explica que un sistema se compone de diferentes partes, tan importantes como todo el sistema. Existen sistemas contenidos en sí mismos, que funcionan aparentemente independientes pero que en interacción muchos sistemas crean un sistema más grande. Ese sistema más grande, a su vez interactúa con otros de su mismo tamaño, para crear un sistema más grande. Ejemplo: los átomos en el cuerpo humano. Un átomo parece un sistema cerrado, al interactuar con otros átomos crea una célula. Ésta también parece un sistema cerrado, sin embargo, muchas células crean tu sistema vascular y con otros sistemas crean tu cuerpo.

El medio ambiente es lo mismo, crea sistemas que pueden parecer autocontenidos, pero si se ve desde afuera, la tierra es un gran sistema de sistemas. Si intervienes una parte del sistema, afectas todo lo demás. No entendemos cómo estamos interviniendo el sistema porque pensamos a corto plazo. El sistema crea condiciones para la vida y el no entender la interconectividad ha creado condiciones que irrumpen el proceso de la vida.

Tenemos que entender el modelo de la naturaleza que crea vida porque existen ciclos cerrados que se autocontienen y generan condiciones para más vida. Lo mismo podemos hacer nosotros y no lo estamos haciendo. Creando ciclos cerrados estaríamos empleando los recursos naturales únicamente para generar un desarrollo que nos permitiera vivir respetando y participando en los procesos del medio ambiente. Es decir, no produciríamos basura y reduciríamos la contaminación ya que cualquier deshecho sería tratado para reintegrarse a los ciclos de producción, tanto naturales como humanos.

Gerardo propone que rediseñemos nuestros procesos. Es más conveniente replantear la manera en cómo nos comunicamos por medio de la escritura en papel que continuar deforestando. Hay personas diseñando cómo hacer libros que no sean de papel sino de componentes reciclables, así podríamos reestructurar y rediseñar el resto de nuestros procesos.

Pero para rediseñar procesos antes tenemos que estar concientes que un cambio es necesario. ¿Cómo generamos la conciencia? La conciencia se crea con programación. La programación es la información que recibimos y nos provoca actuar, es decir, es el alimento de nuestras acciones.

El sistema digestivo de lo que percibimos es nuestro sistema nervioso. La boca de nuestro sistema nervioso son nuestros sentidos y el alimento es la información. Esta información son los referentes culturales, la educación, los medios de comunicación, nuestras percepciones diarias. ¿Qué tan nutricional es nuestro alimento? Nuestra comida es de mala calidad, la información que consumimos infunde miedo y no integra al medio ambiente en nuestras vidas, no contiene una visión sistémica.

El ritmo cultural en el que vivimos es de pánico, los cuerpos se enferman porque están constantemente en alerta. Nuestro cuerpo se bloquea para sobrevivir, por lo tanto no puede preocuparse por los demás y esto se traduce en indiferencia hacia los otros, el medio ambiente o cualquier objetivo que no sea sobrevivir.
El espectro de conciencia que tenemos lo adquirimos casi involuntariamente de los medios masivos. La respuesta para cambiar la conciencia, afirma Gerardo Pandal, es cambiar tú. Es suficientemente difícil. Es suficiente reto. Si nos preocupamos por cambiar todo lo demás, muy probablemente nos volveremos dictadores.

El motor es la emoción. Nos movemos porque sentimos las cosas. El sentimiento nos mueve y la razón nos dice por dónde. No depende de nosotros cambiar a los demás. Cuando obligamos a una persona a cambiar lo más probable es que no lo entienda, la única manera de que una persona cambie es si lo entiende.

La conciencia ambiental implica un cambio de paradigma, un regreso a la visión sistémica. Los cambios no se producen desde fuera porque inevitablemente encontrarás obstáculos infranqueables, los cambios en un sistema se producen desde adentro. Basta revisar la historia para saberlo.

Si cambiamos nuestra forma de pensar, cambiaremos el mundo, nosotros creamos este entendimiento, modifiquemos la conciencia individualmente y rediseñemos nuestros procesos. El mundo es uno, las formas de pensar son múltiples, elijamos la que nos permita sobrevivir.


ES TIEMPO DE ACTUAR
ASHOKA es una organización que apoya y capacita a los emprendedores sociales dispuestos a cambiar el mundo en áreas como los Derechos Humanos, Desarrollo Económico, Educación, Medio Ambiente, Participación Ciudadana y Salud. Si deseas volverte voluntario, presentar un proyecto de asociación civil para que te den financiamiento o quieres conocer sobre sus programas de becas a emprendedores sociales y su red internacional de emprendedores sociales comunícate al tel: 5256 2820/ 5256 2821. e-mail: ashokamexico@ashoka.org página web: www.ashoka.org.mx

29 oct. 2008

¿Dónde viviremos?


And Man created the plastic bag and the tin and aluminum can and the cellophane wrapper and the paper plate, and this was good because Man could then take his automobile and buy all his food in one place and He could save that which was good to eat in the refrigerator and throw away that which had no further use. And soon the earth was covered with plastic bags and aluminum cans and paper plates and disposable bottles and there was nowhere to sit down or walk, and Man shook his head and cried: "Look at this Godawful mess."
~Art Buchwald, 1970

28 oct. 2008

OTRA DEL POKE


Esta es otra fotografìa de Óscar Estévez, mejor conocido como el Pokemón. Supo capturar la esencia visual del Jazz y presentó su trabajo en uno de los Suplementos En la Mira del desaparecido Periódico EL CENTRO. Gracias por tus fotos Óscar.

Viviendo verde ¿moda o preocupación por el planeta?


Por Julia Cuéllar

La moda verde nos invade. La naturaleza ha vuelto a ser centro en nuestras vidas, pero más allá de la ropa de la india, la decoración con bambú y los domingos de reforestación con las amigas, ¿es real nuestra preocupación por el cambio climático? ¿Nos importan las consecuencias de nuestra actividad en el planeta?

Forever Green (por siempre verde), parece ser el tatuaje de moda. Vestimos de verde, llevamos pulseras que apoyan causas medio ambientales, promovemos la reforestación, el reciclaje, el transporte público y nos indignamos si alguien tira basura en la calle. ¿Qué tanto hacemos para ayudar al planeta? ¿Los focos en nuestra casa son ahorradores? ¿Cuántas veces dejas tu auto en casa? ¿Haces composta? ¿Separas la basura?

La moda verde es un tema de mercadotecnia, los publicistas lo saben. Los productos no cambian, consumimos lo mismo, pero de pronto ya todo es verde, fíjate en las envolturas, los anuncios, los productos, encontrarás hojas, peces, una infinidad de referencias naturales por doquier. De pronto todos quieren al planeta, pero un empaque verde no garantiza que sea biodegradable o reciclable. Fíjate, la mayoría de los productos siguen siendo dañinos para el medio ambiente.

No todo es negativo en la moda verde, al contrario, puede ayudarnos a generar conciencia en los consumidores. Las tendencias del mercado dependen de los gustos del consumidor, si éste decide que ya no comprará productos dañinos para el medio ambiente, a la industria no le quedará más que cambiar sus procesos. La máxima de: El cliente siempre tiene la razón sigue aplicando. Cambiar un sistema de consumo depende de quien compra, de quien elige en qué gastará su dinero y en qué no.

Entonces, ¿podemos hacer algo como consumidores por el medio ambiente? ¿Esta moda se convertirá en un hábito de responsabilidad por el medio ambiente? Alejandro Calvillo, director de la asociación civil, El Poder del Consumidor, y ex director ejecutivo de Greenpeace nos ofrece respuestas.

Alejandro considera que en lo más profundo de todos hay una preocupación grave por lo que sucede. Durante los 80s y 90s se pensó que las preocupaciones ambientales eran de gente acomodada, sin necesidades inmediatas, era superfluo ocuparse del planeta, lo importante era progresar, desarrollar la industria, los recursos se pensaban ilimitados.

La conciencia de la humanidad cambió, la idea del progreso se modificó, ya sabemos que no podemos entender el desarrollo de la misma forma, hay una crisis ambiental y es tiempo de cambiar. ¿Por qué no lo hacemos?

El problema son los intereses económicos y políticos, frente a la preocupación medioambiental, la respuesta es un maquillaje. Las empresas y los gobiernos optan por crear un discurso que es un maquillaje verde, ocultan la realidad con políticas aparentemente ambientalistas. Nombran a cualquier área verde un parque ecológico, se visten de verde cuando sus residuos, empaques y procesos de fabricación contaminan.

Son pocas empresas las que están haciendo o empiezan a revisar y cambiar sus procesos y productos. Algunos están cambiando sus empaques para reducir el tiempo de biodegradación.

La inercia de los intereses económicos y políticos es tan fuerte que no bastan las pequeñas mejoras, necesitamos un cambio de rumbo, y por ahí pasan nuestros hábitos como consumidores. La elección diaria de cada consumidor va transformando las tendencias en el mercado, así como ahora todo es verde porque la gente quiere ser ambientalista, así los consumidores podrían ser verdaderos ambientalistas y sólo consumir productos amigables con el medio ambiente y cambiar las tendencias del mercado, es decir, obligar a la industria a ser responsable con la naturaleza.

Como consumidores tenemos que forzar al gobierno y a las empresas a cambiar el modelo de consumo y de vida. Por ejemplo, debemos exigir transporte público, parte de los impuestos del automóvil podrían emplearse en el mejoramiento y ampliación del transporte público.

Debemos pedir productos agrícolas que provengan de una tierra rica en micronutrientes, una tierra que haya recibido abonos orgánicos, que no haya estado bajo monocultivos intensivos y agroquímicos. Las manzanas que encontramos en el mercado tienen hasta tres veces menos vitaminas que las manzanas de hace 40 o 50 años, por eso es importante exigir una agricultura sin agroquímicos. Una agricultura orgánica, biológica, conserva el medio ambiente.

El argumento de que la agricultura orgánica es más cara que la agricultura basada en agroquímicos, empieza a cambiar ya que los químicos vienen del petróleo, de la minería y esto está subiendo de precio.

Hay una responsabilidad del consumidor muy importante, las elecciones de consumidor que hacemos. Cada día desde que nos despertamos, estamos haciendo cientos de elecciones como consumidores, y esos cientos de elecciones permiten a un sistema injusto desarrollarse o dar paso a un sistema justo. Cada elección es una oportunidad para transformar el mundo. El éxito de un producto depende de que la mayoría lo consuma, si cambiamos nuestras elecciones, cambiamos la industria.

Por ejemplo, podemos tomar un café robusta, que es un café de sol, que se planta en zonas deforestadas en las que utilizan agroquímicos, y donde a los jornaleros les pagan un salario bajo, o podemos elegir un café de sombra y orgánico, permitiendo así la conservación de la capa forestal, y que gran parte de nuestro pago vaya a las comunidades que se sustentan de este café. Esta elección nos es difícil en México, somos el mayor productor de café orgánico en el mundo.

La preocupación por el medio ambiente es real, pero Alejandro cree que mientras las personas no tengan información clara sobre las consecuencias de la crisis ambiental en el lugar donde habitan y cómo podrían adaptarse o mitigar el impacto, no actuarán, no se comprometerán.

Alejandro Calvillo afirma que nuestro modelo de consumo no es sustentable, si seguimos así vamos a necesitar dos planetas y medio. Antes buscábamos productos perdurables, la industria los fabricaba así, el consumo era menor, ahora los productos están diseñados para una vida útil de uno a tres años, esto está destruyendo el planeta, somos hiperconsumidores.

En El Poder del Consumidor, Alejandro Calvillo y su equipo ya se ocupan de cambiar los hábitos de consumo para mejorar nuestra vida y cuidar el planeta. Tienen un programa que vigila la publicidad dirigida a niños, el tipo de alimentos que se consumen en las escuelas, los etiquetados con la información clara para el consumidor, que haya agua potable en los parques y que existan centros o educación nutricional en las escuelas.

El Poder del Consumidor A.C. es parte de Consumer Internacional, que agrupa a más de 240 organizaciones de consumidores en el mundo. También está afiliado a la Coalición de Organizaciones de Consumidores de América Latina y el Caribe, es parte de la Red por la defensa de los derechos de la infancia y es miembro del consejo consultivo de PROFECO.

Las organizaciones civiles no pueden hacerlo todo. Pueden ofrecer respuestas, información y orientación a la población civil, pero el cambio en nuestros hábitos depende de cada uno de nosotros. La elección es nuestra al consumir un producto y comprar lo que no daña al medio ambiente, o al optar por realizar algunas actividades usando el transporte público, uno a uno, se construye un planeta diferente.

La moda verde puede ser favorable si conseguimos que la gente crea en una vida más armoniosa con el medio ambiente. Si las personas se convencen que es mejor un desarrollo armonioso con el ambiente, harán cambios en su día a día. La moda puede volverse parte de nuestra cultura y entonces se vuelve una tradición, un hábito, entonces será indiscutible que actuar a favor del medio ambiente nos beneficia a todos.

Siente la moda verde, reflexiona sobre ella y actúa cuando estés dispuesto a cambiar el sistema con tus elecciones diarias.



ES TIEMPO DE ACTUAR
El Poder del Consumidor A.C. es una organización que protege los derechos del consumidor y promueve un consumo responsable. Dentro de sus iniciativas está sacar la comida chatarra de las escuelas, desenmascarar a las empresas que usan el maquillaje verde y que continúan contaminando, promueven los productos biodegradables y amigables con el medio ambiente. Si deseas conocer más acerca de sus programas a favor del medio ambiente y los productos saludables y orgánicos puedes llamar a Alejandro Calvillo al tel: 55 38 45 87 página web: www.elpoderdelconsumidor.org.

27 oct. 2008

ÓSCAR ESTÉVEZ (POKEMÓN)


El sábado amanecí con una terrible noticia, un amigo fotógrafo había fallecido. Óscar Estévez era una persona jovial, alegre, reflexiva, tenía un espíritu sincero.

Lo conocí hace dos años, nos vimos pocas veces, pero en cada ocasión aprovechamos para dialogar del mundo, del amor, del futuro y el pasado. Su más reciente reflexión corría en torno al nombre, a los referentes culturales detrás del nombre de quienes destacan en una disciplina. Solíamos decirle que ese valor del nombre era relativo, que la construcción de ese nombre requería de constancia, de suerte, de amigos, pero sobretodo de un sello personal en el trabajo.

Óscar, sin duda, tenía un sello particular. Sus fotos me encantan por su fuerza, su juego constante entre lo real y lo imaginario, su búsqueda por lo íntimo, lo imperceptible, por una realidad plagada de misterios y constrastes. Alguna vez le dije que sus fotos me parecían haikus visuales, poemas exactos. Narraciones breves que invitaban a mirar de otra manera.

Era visitante asidua a su blog. Cuando nos veíamos comentábamos sobre ello. Decía que no le gustaba responder los comentarios, porque prefería que la imagen hablara, pero que agradecía el que otros le escribieran sobre lo que percibían o sentían con su trabajo.

Al Poke, que hoy es una realidad intangible, quiero decirle que su imagen continuará hablando. Su nombre ya representa una manera de mirar, la que buscó lo imperceptible en lo cotidiano, la sombra, el secreto, el recoveco que el resto dejamos pasar. Sólo un alma honesta como la de Óscar fue capaz de recolectar lo esencial, lo intrínseco de cada hecho, profesión, lugar o persona que fotografió.

Algunas de sus fotografías están en su blog: estevezphoto.blogspot.com

Te extrañamos Óscar.

Imagen: Emergiendo/ Óscar Estévez

NUEVA REVISTA MAROMETA

Desastres naturales, problemas financieros, cambios en la temperatura, estrés y un futuro tétrico. Las noticias no son alentadoras, parece que perdimos el rumbo. Nos da miedo enunciar al culpable: nosotros. Preferimos pensar que la culpa es del cambio climático.

El cambio climático y sus consecuencias no son producto del azar, la actividad humana consiguió con su tenacidad y rutina, romper el equilibrio climático. La conciencia ambiental sólo se logra cuando estamos convencidos de que la Tierra es un ser vivo y que debemos respetar sus ciclos. De nada sirve unirnos a la moda verde si no estamos dispuestos a cambiar nuestra forma de alimentarnos, de producir bienes, de pensar la vida.

El cambio climático es un síntoma de nuestra ruptura con el ambiente, debemos restablecer la relación si queremos sobrevivir. Marometa plantea en este número la reflexión sobre nuestras acciones y nuestra conexión con la madre tierra.

25 oct. 2008

PLANS

But now, by saying what his future was going to be like, he had created it. A plan is a real thing, and things projected are experienced. A plan once made and visualized becomes a reality along with other realities.


He had lost one world and had not gained another. And Kino was afraid. Never in his life had he been far from home. He was afraid of strangers and of strange places. He was terrified of that monster of strangeness they called the capital.


But Kino had lost his old world and he must clamber on to a new one. For his dream of the future was real and never to be destroyed, and he had said "I will go", and that made a real thing too. To determine to go and to say it was to be halfway there.

Fragmentos de THE PEARL. John Steinbeck.

24 oct. 2008

My son..

My son will read and open books, and my son will write and will know writing. And my son will make numbers, and these things will make us free because he will know. He will know and trough him we will know.

Fragmento The Pearl. John Steinbeck.

23 oct. 2008

La Perla

For it is said that humans are never satisfied, that you give them one thing and they want something more. And this is said in disparagement, whereas it is one of the greatest talents the species has and one that has made it superior to animals that are satisfied with what they have.

Fragmento de THE PEARL. Johh Steinbeck

22 oct. 2008

¿Comida saludable en 2 minutos?


The packaging for a microwavable "microwave" dinner is programmed for a shelf life of maybe six months, a cook time of two minutes and a landfill dead-time of centuries. ~David Wann, Buzzworm, November 1990.

21 oct. 2008

THE PEARL



Terminé de leer The Pearl de John Steinbeck. Hacía tiempo que no retomaba los clásicos de la literatura norteamericana. Desde que leí Of mice and man, Steinbeck se volvió de mis autores favoritos. La claridad y brevedad de su prosa construye sentimientos y ambientes más que acciones. Sus relatos describen los cambios más sutiles del interior psicoemocional humano. Los valores tienen un sentido real, existente, posible en sus narraciones. Las lecciones humanas de su literatura perduran en nuestra memoria por su capacidad para crear metáforas entre la naturaleza y el hombre. El ritmo de su prosa es una melodía literaria, es casi como oír a una madre contando cuentos antes de dormir a sus pequeños.

Las obras de Steinbeck son un cuestionamieto constante de nuestra forma de vida. La perla no es la excepción, aunque basado en un cuento mexicano, Steinbeck logra enunciar cada acto con su singular descripción aguda. Juana y Kino son dos mexicanos pobres que tienen un hijo llamado Coyotito. Un día un alacrán pica a Coyotito, acuden al doctor pero como no tienen con qué pagarle, el doctor se niega a atenderlos. Kino busca en el mar una perla para cubrir los gastos médicos. Encuentra la perla del mundo, tan grande como los huevos de una gaviota. Con ella imagina una vida mejor: casarse con Juana por la Iglesia, un rifle, educación para coyotito.

La avaricia de todo el pueblo pondrá su sueño en la perla. Los compradores de perla le dirán a Kino que el valor de la perla es ínfimo, que nadie le pagaría nada, que acepte mil pesos. Él no acepta, confía en que vale mucho más e irá a la ciudad a averiguarlo. Una noche antes de partir a la ciudad, su casa sufre un ataque, Kino mata a un hombre y tienen que huir. Los persiguen.

Juana sabe que es el final, que la perla los ha condenado, que lo mejor era haberla regresa al mar junto con su maldición. Kino se resistió a escuchar a Juana y al final, el tiempo se divide entre antes de la perla y después de la perla. La perla del mundo les cambió la vida.

La codicia nubla el pensamiento y hasta el hombre más tranquilo se convierte en un asesino, se torna frío, inhumano. El sistema donde Kino es pobre y el resto de los hombres son ricos (al menos más que él) parece invencible en este relato. Tal vez como lo mencionan algunas líneas del libro, puede cambiarse el destino de un ser humano, pero no con un golpe de suerte porque eso siempre termina mal.

Un libro que nos permite reflexionar sobre la libertad humana y la fuerza de los sistemas sociales.

Aquí algunas líneas:

They had spoken once (kino and Juana), but there is not need for speech if it is only habit anyway. Kino sighed with satisfaction and that was conversation.

It is not good to want a thing too much. It sometimes drives the luck away.

Every man suddenly became related to Kino's pearl, and Kino's pearl went into the dreams, the speculations, the schemes, the plans, the futures, the wishes, the needs, the lusts, the hungers, of everyone, and only one person stood in the way and that was Kino, so that he became curiosly every man's enemy.

20 oct. 2008

Periódicos


They kill good trees to put out bad newspapers. ~James G. Watt, quoted in Newsweek, 8 March 1982

19 oct. 2008

18 oct. 2008

Al Sur de la Frontera, al Oeste del Sol


Al Sur de la Frontera, al Oeste del Sol, es una novela de Haruki Murakami que trata sobre el amor trascendente, incondicional y eterno de dos niños unidos por la rareza de ser hijos únicos, en una época en que todos tienen hermanos. La soledad parece vincularlos desde el principio, la adolescencia y los sueños los separan. Un reencuentro en la edad adulta hará tambalear sus mundos. Él tendrá que decidir entre una esposa, dos hijas y un negocio rentable y el amor de aquella niña con quien escucha discos en la infancia. El misterio envuelve la vida de la mujer-niña que regresa y se va según su antojo. Alguna vez el protagonista se preguntará si el amor que siente es real, o es como las estrellas, destellos de luz pasados y desaparecidos, que llegan tarde a nuestros ojos.

Es una historia aparentemente sencilla, pero la narración logra hacernos sentir las sensaciones más puras de la infancia, la duda de la adolescencia, el debate del deber ser y el querer en la adultez. Una infinita soledad se vive aún con la vida perfecta y de eso no se puede escapar ni con el amor. A veces el recuerdo del amor duele menos y causa menos angustia, que la aventura de revivir el fuego de un cariño pasado.

El creer que hay alguien que poseé algo especialmente hecho para nosotros es la motivación para renunciar a todo y perseguir el amor, y esta novela trata de mostrar que a veces lo especialmente hecho para nosotros implica redención y muerte.

Entre imágenes auditivas y silenciosas descripciones vamos descubriendo el encuentro de dos almas cautivadas por su reflejo.

17 oct. 2008

VERDE QUE TE QUIERO VERDE


Nuestro siguiente número de Marometa está dedicado al Cambio Climático. Analizamos cómo nuestra conducta humana ha modificado los procesos naturales de la Tierra. Descubrimos que un cambio en nuestra manera de comprar puede generar un cambio profundo en la industria y la fabricación de productos. Remarcamos la importancia de cambiar nuestra mentalidad y las consecuencias alimenticias y de salud de no hacerlo. Conocemos personajes como el Dr. Sarukhán y Gerardo Pandal quienes sugieren una vida más armónica con el medio ambiente y un cambio de conciencia para poder sobrevivir.

Está a punto de salir nuestro número 16 de Marometa, dedicado a Cambio Climático y mientras vamos iniciando la discusión en www.revistamarometa.blogspot.com

Esperamos sus comentarios y su participación en nuestras encuestas.

16 oct. 2008

FESTIVAL INTERNACIONAL DE PUEBLA




FESTIVAL INTERNACIONAL DE PUEBLA 2008

Se acerca una edición más del Festival Internacional de Puebla, uno de los más grandes en nuestro país; un verdadero tesoro del cual poco se ha hablado. Un promotor de la cultura y del turismo que merece nuestra atención, apoyo y reconocimiento.

Artistas de la talla de Gal Costa, Bela Fleck, Ricardo Lemvo, Ana Belen y Victor Manuel, Rosario Flores, Michael Nyman, Celso Piña y Julieta Venegas engalanan la edición No. 10 de uno de los Festivales más importantes y sólidos en nuestro país. Entre el 13 y 23 de Noviembre en la Ciudad de Puebla.

El 90% de los conciertos se ofrecerán de manera gratuita.
También te invitamos a consultar la página oficinal del festival: www.fip.gob.mx

Gracias por leer...

15 oct. 2008

ARTE Y VIDA, EXPECTATIVAS HUMANAS


Nadie se sumerge en ninguna aventura esperando resultados mediocres. La gente, pese a tener un chasco nueve de cada diez veces, desea tener al menos una experiencia suprema, aunque sólo sea una vez. Y eso es lo que mueve el mundo. Eso es el arte, supongo.

Al Sur de la Frontera, al Oeste del Sol. Haruki Murakami.

14 oct. 2008

Los marcos de las edades


Ahora que traigo el tema de los marcos invisibles que cada edad representa, es decir, las transiciones y supuestos hechos que deben caracterizar a quien vive cierta edad, encontré un paradigma de hombre de 37 años maravilloso. Lo he vivido recientemente con algunos y veo que a veces sin quererlo cumplimos esas máximas sociales.

37 años, una buena edad para pasárselo bien. A esa edad trabajas con energía, tienes confianza en ti mismo. Así que las mujeres se te acercan. Te aconsejaría echar, de vez en cuando, una cana al aire. A veces puede ser reconfortante. Ayuda a que la familia marche bien, a concentrarse en el trabajo. Divertirse es bueno, pero debes tener cuidado de con quién lo haces. Si metes la pata,puedes arruinar tu vida.

No te acuestes nunca con mujeres estúpidas. Si lo haces, acabarás volviéndote estúpido tú también. Tampoco vayas con mujeres que valgan demasiado la pena. Si te juntas con mujeres demasiado buenas, ya no podrás volver atrás. Y no volver atrás
significa perderse.

1. Jamás debes ponerle un piso a una mujer.
2. Regresa siempre a casa antes de las dos de la madrugada.
3. Nunca utilices a los amigos como pretexto para ocultar una infidelidad.

Fragmento de Al sur de la frontera, al oeste del sol. Haruki Murakami.
Imagen de Kandisky.

13 oct. 2008

4 Y LOS 30


4 y los 30 es mi nueva edad. Nunca pensé que cumpliría 26 años. Planeé mi vida hasta los 25, de alguna manera de niña pensaba que si a los 25 tenías lo que querías, el resto era un paseo por el parque, ya sólo quedaba disfrutar la vida.

4 y los 30 es la premisa a esta edad. Para algunos tal vez sea trágico, para mí es más como una burla al sistema que considera que los 30 son el límite en la vida de una mujer. ¿Límite para qué? ¿Para tener hijos, marido, carrera exitosa? No me preocupa ese marco invisible decorado con la complacencia a las expectativas de los demás. Por suerte fui una niña que soñó mucho y nunca creyó que después de los 25 habría que preocuparse por nada. Obviamente este año lo recibo como una nueva oportunidad para inventarme, ya crearé otros sueños de aquí a los 30.

Lo que empiezo a imaginar son muchas revistas, amigas, amor, letras, libros, niños. Parece que son los mismos tópicos de siempre, la diferencia es que ahora voy construyendo el guión día a día, a diferencia de mis 25 años donde todo estuvo escrito por mi niña, y vaya manera de planificar el futuro, todo le salió cierto.

Bienvenido el azar cotidiano.

7 oct. 2008

AUSENCIA


Es estimulante saber que alguien espera tus letras. Gracias Albie por tu comentario. Tenía planeado un artículo sobre el 68 y algunos otros sobre literatura. Lamentablemente he estado consumida por la maquila, el trabajo del día a día, me ha impedido escribir lo personal, efímero igual que todo, pero mío.
Espero pronto retomar el camino de las ocurrencias cotidianas como ustedes compañeros de la blogósfera siguen haciendo y los leo, para eso si me alcanza la vida, pero la escritura requiere más de 5 minutos de descanso entre un informe y una entrevista.

Si no escribo, al menos dejaré citas de algunos libros.

Imagen: Remedios Varo.