30 jun. 2010

DORMIR

Llora con sentimiento, las párpados parecen abanicos y sus pucheros provocan ternura, es momento de dormir, pero algo en él se niega. Su hermano le lleva 8 años y pasa lo mismo, bosteza, los ojos se entrecierran, pero él con la fuerza del lenguaje se atreve a contradecir a su cuerpo: No tengo sueño.

¿Por qué los niños se niegan a dormir? Será que en su inconsciente creen que para dormir está la tumba y que si duermen se pierden del mundo y sus maravillas. No lo creo. Si se niegan a dormir es porque algo no anda bien.

Con el de 8 años hemos descubierto que lo que le impide dormir es el miedo o la expectativa que antecede a días importantes para él. Con el bebé, el no dormir está asociado a: cólico, pañal sucio, incomodidad de la ropa, demasiado ruido o luz, hambre y NO TENER SUEÑO. Esto en mayúsculas porque hay ocasiones en que los papás queremos que duerman porque así dice el manual que el hospital, la guardería o la rutina de trabajo impusieron días atrás. Pero si nosotros mismos no somos relojes suizos, ¿por qué queremos obligar a un bebé a serlo? Dentro del útero nadie le condicionaba, hace poco salió de ahí, se está adaptando a un lugar sin agua, frío, sin comida inmediata, con día y noche, hay que tenerle paciencia y dejarlo acostumbrarse poco a poco. Si el jetlag nos molesta, imaginen que él está viviendo un jetlag a la n potencia por haber viajado del agua al aire.

Todo su cuerpo está aprendiendo a identificarse, así que lo seguro es que al principio no haya patrones regulares de sueño, ni de comida, ni de hacer del baño, ni de nada. Hay que conservar la calma, el bebé no está descompuesto, simplemente es un bebé y aún no ha sido malformado por la presión del reloj.

Poco a poco el bebé irá encontrando sus tiempos, ningún día es igual a otro, son parecidos y conforme crecen, son más parecidos, pero nunca serán iguales, como no lo son para nosotros.

Prepárate para agudizar tu oído e identificar las pequeñas variaciones de tono en el llanto del bebé, generalmente hay uno para invocar el sueño. Hay quienes dicen que dejar llorar a los bebés hasta que se queden dormidos por si solos es la mejor opción, hay otros que dicen que un poco de llanto les sirve como arrullo, unos más les cantan, les platican, caminan arrullándolos o los mecen. Cada padre encontrará el mejor método para su hijo. Lo cierto es que leer las opiniones y experiencias de otros ayuda cuando se es primerizo y no se tiene ni idea. Yo he ido probando y tengo una técnica mixta: Cuando reconozco el llanto de sueño, afino mi voz, lo pego a mi pecho, le canto y lo mezo mientras camino pausadamente.

Y aunque parezca que el bebé se niega a dormir porque se despierta constatemente a pesar de que lo arrullamos, lo mecemos y lo colocamos en su cuna, esto es un error de interpretación. Si vemos que bosteza y cierra los ojos, aunque sea en ligeros pero constantes parpadeos, es señal irrefutable de sueño. Simplemente los bebés tardan en dormir porque sus ciclos de sueño no con como los nuestros. Tienen tiempos más largos de sueño ligero que de sueño profundo y empiezan por el sueño ligero, por eso es recomendable arrullarlos o mecerlos un largo rato antes de dejarlos en la cuna. Cada bebé es distinto, hay que irle midiendo al propio.

Si tiene los ojos abiertos y llora con sus arrullos, no es que cante mal, lo más seguro es que no tenga sueño y lo que quiere es que lo pasee, le hable o juegue con él. El mío generalmente quiere que lo lleve y lo traiga, lo lleve y lo traiga por toda la casa. Sí, yo también alguna vez quise dormirlo a la fuerza, pero como dice mi abuela, a fuerza ni los zapatos entran.

Conforme los bebés crecen, el tiempo de dormir períodos cortos disminuye y aumenta el dormir un período largo durante la noche. Esto quiere decir que estará más tiempo depsierto durante el día. Dormir es importante para los bebés porque en ese reposo continúan desarrollándose sus órganos y se activa la hormona del crecimiento. Si su bebé duerme poco consulte a su médico.

Y para los que antes de un bebé eran insomnes como yo, les tengo una noticia: eso se acabó, ahora aprovecharán cada oportunidad para dormir y lo harán inmediatamente, será breve pero reparador, total, si antes no conciliábamos el sueño, hacerlo por lapsos cortos ya es ventaja.


ALGUNOS SITIOS CON INFORMACIÓN MÁS CIENTÍFICA Y PERIODÍSTICA SOBRE EL DORMIR DE LOS BEBÉS:

http://www.babysitio.com/bebe/sueno_consejos.php

http://www.babysitio.com/bebe/sueno_cuanto.php
http://www.dormirsinllorar.com/sueno_infantil1.htm
http://www.dormirsinllorar.com/mejnoch1.htm

2 comentarios:

elrincondelbicho dijo...

Eeeeh... me ha cambiado la perspectiva de cuando lloran los bebes.
Recuerdo cuando dormía a mi sobrino. Siempre lo hacía en la noche sobre mi pecho, meciéndonos en una hamaca.
Era chévere verlo como quedaba tranquilito y caía profundamente dormido en unos 10 minutos.

JULIA CUÉLLAR dijo...

Ah qué maravilla el mecer en una hamaca a un bebé, pero lo mejor para el pequeño era escuchar tu respiración y dormirse escuchándola. Es hermoso verlos dormir. SALUDOS.