18 feb. 2009

EL SUER(L)O DE LA VERDAD.


Desperté con una propuesta de matrimonio, parecía que por primera vez un 14 de febrero no me traería tragedias, pero no fue así. Al minuto, mi amiga Helena llamó destrozada, era una magdalena que necesitaba apoyo y una vía de escape de la casa de la bestia con quien vivía.

Me recibió llorando y en pijama. Su prometido Ernesto y Manuel, uno de sus amigos, llegaron borrachos a las siete de la mañana. Helena despertó por el ruido y decidió bajar a recibirlos y prepararles el desayuno. En las escaleras escuchó lo que ahora la tenía en shock.

-Esa vieja no significa nada en esta casa, nada- dijo enfáticamente Ernesto.
- Cállate, te va a oír- replicó Manuel.
- Que me oiga, ella lo sabe, lo sabe muy bien aunque se haga la loca. Sabe que su estancia aquí es un favor que yo le hago. ¿Ves esta casa? ¿Ves ese refri, ves ese jugo? Pues todo está aquí por ella, porque si falta algo hay un pedo. Yo ya no me encargo de nada, ella quiere estar aquí, quiere estar conmigo, pues tiene que hacerlo todo, que le cueste. Yo ya no hago nada.
- Ernesto, ella es tu prometida.
- Me vale madres, ella está aquí por persistente. Tú no sabes, pero te voy a contar. Yo la corrí de la casa, hace ya mucho, apenas estaba llegando a la ciudad. En una fiesta me hizo enojar y la corrí, la saqué de la casa, yo estaba pedo. Al día siguiente apareció, yo no me acordaba de haberla corrido, pero ella dice que sí, pero que me perdonaba porque estaba borracho. Siguió aquí. Otro día salimos con un amigo, me puse borracho otra vez y le dije que no era nadie, que su nombre no significaba nada, que nunca sería nadie. Agarré el carro y me fui. Mi amigo me contó después, que se la llevó a su casa, que le habló a su novia y le pidió que le diera asilo a Helena porque si se quedaba con él y yo me enteraba no la iba a perdonar, seguro creería que entre ellos pasó algo. Mi amigo quiso hacerme entender que lo que le dije a Helena era ofensivo, que ella me amaba, que no merecía ese trato. Pues le contesté que si la quería que se la quedara, que yo no la amaba, que me valía madres. Ella se fue a su pueblo por unos días, luego me habló, regresó y volvió a decir que me perdonaba porque estaba borracho. Sigue aquí, ves como es persistente. Es tan persistente que todas las noches quiere sexo, y bueno, pues cogemos, aunque a veces ya no quiero, la neta tengo otra vieja, mucho más buena y pues después de cogérmela tengo que llegar aquí y cogerme a esta.
-Shh-
- No me hagas shhh. Entiende, esta vieja no me importa. Tú y yo somos muy diferentes, tú amas a tu vieja, tú le debes mil cosas, la tienes aquí, en el corazón. Yo a ésta no le debo nada, no la tengo en el corazón, me vale madres. Mi ex mujer es la dueña de una casa editorial y esta vieja no es nadie. Mi ex mujer era guapa, blanca, alta, buenísima y esta vieja es una chaparra, fea.
- No.
- Ya sé que te gusta, ya sé que algunos piensan que es guapa, pues a lo mejor, no sé, para mí es muy fea. Yo he tenido puras viejas de portada, puras mujeres exitosas, ese es mi estándar, ésta es un error. Sabes lo que me dijo la segunda vez que volvió: sé que no soy la mujer que quieres, sé que te gustan las mujeres exitosas y brillantes, pero yo te amo y quiero estar contigo. Y se quedó. Ves que es persistente. Pero a mí no me importa, yo tengo mi vida.
- Pero te vas a casar con ella.
- Pues sí, la vieja se ha ganado a mis amigos, esta casa está siempre arreglada, ella paga la comida, el mantenimiento, luz, agua, teléfono. Ya sé que yo puedo pagarlo, pero me vale madre, si quiere estar aquí que le cueste. Mi dinero es mío, no de ella. Yo le conseguí su trabajo, pues que me lo agradezca. Soy un macho, sí, soy un macho y quiero una vieja en la casa, aunque no la ame, aunque no sea nada de lo quiero, para eso están las viejas que tengo afuera.
- Ernesto te vas arrepentir de lo que dices.
- No, carajo que no, que es lo que pienso, es la verdad. Sí, cada que regresa le tengo que decir que la amo, que no es cierto que pienso que no es nadie, que vale mucho, pero es mentira, le miento, no es nadie, eso es lo que realmente pienso, no siento nada por ella. Cuando amas a una mujer, cuando está en el centro de tu corazón, entonces esas mujeres te dominan, te destrozan la vida. Esta vieja es perfecta, no la amo, no me domina, yo decido todo y ella obedece. Soy un macho y necesito una así, que sabe que le hago el favor de estar con ella y se siente bien. Jajaja. Dime si no es una estúpida. Yo ya tuve una vieja chingona, ya no me enamoro, eso ya no sirve, quiero hacer lo que quiero.

Cuando el animal se quedó dormido mi amiga me llamó y después de oír su relato la respuesta era obvia.

-Tienes que dejarlo- le dije enfática- no hay nada que pensar, tienes que dejarlo. No te mereces esta vida y no es la primera vez que te insulta. Deja de fingir Helena, ni siquiera nos habías contado de las otras veces.
- Nunca les cayó bien, seguro me hubieran dicho lo que me estás diciendo ahora.
- Por supuesto, una vez es suficiente para romperle un florero en la cabeza y nunca volver. Amiga no es el mejor momento para decirlo, pero necesitas ayuda, nadie merece vivir esta violencia. Saquemos tus cosas, no puedes seguir aquí.
- Pero, es que estaba borracho.
- No mames, que no sabes que los borrachos y los niños siempre dicen la verdad, qué más quieres. Es la tercera vez que te insulta, ya, reacciona, no puedes amar a alguien así, es una mierda.

Luego de darle terapia de choque y obligarla a reaccionar, al menos para salir de la casa, aceptó empacar y regresar a su departamento en Irapuato. Saliendo de la cochera noté que no llevaba su anillo de compromiso.

-¿Y tu anillo?
- Lo dejé, ya no me voy a casar.
- ¿Qué? ¿Sabes lo que vale ese anillo? Es lo único decente que te ha dado ese animal, regresa por él, que lo vamos a vender y vivirás de ese dinero.
- Pero no tengo la factura y además tengo mis ahorros.
- Eso no importa, es México, hay mucho mercado negro que compra sin factura, tráete ese anillo y cualquier cosa de valor que la bestia te dio.

Una vez que teníamos lo único trascendente de la relación de Ernesto y Helena, iniciamos cuatro horas de carretera rumbo a su departamento de estudiante, herencia de sus padres fallecidos.

El departamento estaba vacío, Helena nunca había querido decorarlo demasiado, siempre pensó que sería un espacio transitorio. Su cama individual la hizo llorar. Un estoy sola de nuevo, se escapó entre sus manos que cubrían su rostro y el hipo que impedía su respiración normal.

Fue un fin de semana amargo. Me dolió ver a mi amiga destrozada, humillada. Pienso que no es la única mujer que pasa por circunstancias parecidas, seguro hay muchas a las que la sensación de sentirse solas, desamparadas, las obliga a aceptar, a bloquear, a ignorar tratos indignantes. Entre sus ataques de tristeza y melancolía, le surgía el miedo a perder el trabajo y su beca del FONCA.

-Nunca supe si yo gané la beca o él me la consiguió. Una vez me dijo que él podía hacer que los jueces me la otorgaran. Nunca supe si era cierto o no. Honestamente no pensé que me fueran a dar la beca nacional, me costó muchos años conseguir la del estado y a la primera conseguí la nacional. Recuerdo que cuando vi mi nombre, no sentí felicidad porque no pude saber si él me la había conseguido o había sido yo. – me contaba Helena-
- Amiga, el punto es que ya la tienes, que debes de terminar tu trabajo y ya no importa cómo es que la tienes. Hazla bien y demuestra tu talento. En el peor de los casos, si ese animal te la consiguió, pues piensa que su única bondad fue despertar la conciencia de los jueces y ayudarlos en su decisión de apoyar una joven promesa. De cualquier forma, nadie se mantiene si no es verdaderamente bueno, las palancas sirven para entrar, no para permanecer. Aprovecha.
- ¿Y mi trabajo? si me lo quitan ¿qué voy a hacer? ¿de qué voy a vivir?
- Mira, en tu trabajo ya saben lo que vales, si el animal habla para decirles que te corran, pues va a ser doblemente bestia el jefe que te corra sólo porque su amigo enojado se lo pidió. Sería absurdo. Pero si pasa, porque esta vida está llena de de absurdos, pues buscamos otros. Siempre hay salida amiga, una no puede vivir en una jaula nada más porque es de oro. Recupera tu libertad, tu vida.

El domingo después de comer con la otra parte del consejo de brujas y de animada y reiteradamente insistirle a Helena que no estaba sola, que la mejor decisión era dejarlo y que era imperdonable su conducta, regresamos a México. Los dramas personales existen fuera de los horarios de oficina, pero el lunes a las nueve, había que ser una editora profesional y revisar la agenda de la semana. Helena siempre ha sido buena actriz, estoy segura que le fue bien. De cualquier forma, mientras encontramos un departamento para ella, se quedará conmigo y mi novio, a quien por cierto no le he respondido si quiero casarme o no. Con un drama así, uno permanece incrédulo del amor y sus instituciones sociales.

5 comentarios:

Lady A.G. BlackRaven dijo...

Vaya historia de terror...
Cuesta ver la realidad, porque está más alla de la ficción...
Sobre todo, porque hay cada personaje maquiavélico... No es cuestión de género en sí, porque he visto tanto hombres como mujeres que son unos reverendo(a)s idiotas...
Lo importante es que tu amiga escapó por fin de ese infierno y abrió los ojos...
Pero cada vez que escucho historias como esta, menos ganas me dan de comprometerme con alguien...
Mi actual pareja dice que soy una paranoica del amor, sin embargo no puedo evitar cuestionarme en cómo a veces los sentimientos son un velo ante situaciones de violencia (tanto física como emocional) como de autohumillación...Yo hace una década me enrollé con un canijo de estos, sin embargo he de agradecerle hasta la fecha que fueron esos momentos de oscuridad los que permitieron madurar y hoy en día tener un equilibrio...
Espero tu amiga encuentre en su totalidad, un sendero de paz... ya le tocará su tiempo de calma, ahora a sanar el alma...
Y en cuanto a usted, pues ya dígale que sí... después de leer su post de la Señora de Clóset, se puede vislumbrar entre líneas ese equilibrio y felicidad que no todos parecen encontrar en una relación...
Saludos y buen fin de semana..
Albie

Crissssss dijo...

Consejo de brujas......

Priceless

Jules, no nos dejes así, necesitamos saber que le cortó uno al Ernesto, = ).

Me encantó la historia, y me reí al mismo tiempo que me indigné.

JULIA CUÉLLAR dijo...

Albie, gracias por la confianza, de verdad que cuesta trabajo salir de círculos de violencia. Ojalá mi amiga salga pronto y muchas mujeres encuentren el mismo valor que te salvó a ti.

Criss, ya sabrás más de esta hirstoria... SALUDOS.

Dawn A.G. BlackRaven dijo...

Julia:
No agradezcas la confianza, al contrario me gusta compartir ese episodio, sobre todo porque no todos creen esa parte de que la violencia psicológica es mucho más dañina que lo que la gente se imagina, y que muchas veces ataca entre líneas más que de manera directa...
Lo más triste es que he visto amigas y amigos enrollarse con seres destructivos. Es difícil hacerlos abrir los ojos, pero cuando lo hacen, la vida cambia de manera positiva. Tengo una extraña teoría de que todos tarde o temprano pasaremos por una relación con un o una psicópata a lo largo de nuestras vidas "amorosas"... la madurez radica en saber escapar a tiempo de los círculos de dolor y violencia.

No se acaba el mundo, hay vida después de una relación destructiva, sólo es cuestión de cada alma, abrirle los brazos a la paz y a la autoestima.

En verdad, espero de corazón la sanación de tu amiga sea un proceso corto y entienda que tiene mucho que vivir...

Saludos

Mirella dijo...

No, pero qué va, lo más triste y aterrador no es que haya relaciones destructivas,ni la llamada violencia sicológica... Lo real es que en verdad las becas del Fonca se entregan por "amiguismo" a los "jóvenes creadores". Una notita del Universal, por si quieren revisarlas, nenas. http://www2.eluniversal.com.mx/pls/impreso/noticia.html?id_nota=40589&tabla=cultura