21 oct. 2008

THE PEARL



Terminé de leer The Pearl de John Steinbeck. Hacía tiempo que no retomaba los clásicos de la literatura norteamericana. Desde que leí Of mice and man, Steinbeck se volvió de mis autores favoritos. La claridad y brevedad de su prosa construye sentimientos y ambientes más que acciones. Sus relatos describen los cambios más sutiles del interior psicoemocional humano. Los valores tienen un sentido real, existente, posible en sus narraciones. Las lecciones humanas de su literatura perduran en nuestra memoria por su capacidad para crear metáforas entre la naturaleza y el hombre. El ritmo de su prosa es una melodía literaria, es casi como oír a una madre contando cuentos antes de dormir a sus pequeños.

Las obras de Steinbeck son un cuestionamieto constante de nuestra forma de vida. La perla no es la excepción, aunque basado en un cuento mexicano, Steinbeck logra enunciar cada acto con su singular descripción aguda. Juana y Kino son dos mexicanos pobres que tienen un hijo llamado Coyotito. Un día un alacrán pica a Coyotito, acuden al doctor pero como no tienen con qué pagarle, el doctor se niega a atenderlos. Kino busca en el mar una perla para cubrir los gastos médicos. Encuentra la perla del mundo, tan grande como los huevos de una gaviota. Con ella imagina una vida mejor: casarse con Juana por la Iglesia, un rifle, educación para coyotito.

La avaricia de todo el pueblo pondrá su sueño en la perla. Los compradores de perla le dirán a Kino que el valor de la perla es ínfimo, que nadie le pagaría nada, que acepte mil pesos. Él no acepta, confía en que vale mucho más e irá a la ciudad a averiguarlo. Una noche antes de partir a la ciudad, su casa sufre un ataque, Kino mata a un hombre y tienen que huir. Los persiguen.

Juana sabe que es el final, que la perla los ha condenado, que lo mejor era haberla regresa al mar junto con su maldición. Kino se resistió a escuchar a Juana y al final, el tiempo se divide entre antes de la perla y después de la perla. La perla del mundo les cambió la vida.

La codicia nubla el pensamiento y hasta el hombre más tranquilo se convierte en un asesino, se torna frío, inhumano. El sistema donde Kino es pobre y el resto de los hombres son ricos (al menos más que él) parece invencible en este relato. Tal vez como lo mencionan algunas líneas del libro, puede cambiarse el destino de un ser humano, pero no con un golpe de suerte porque eso siempre termina mal.

Un libro que nos permite reflexionar sobre la libertad humana y la fuerza de los sistemas sociales.

Aquí algunas líneas:

They had spoken once (kino and Juana), but there is not need for speech if it is only habit anyway. Kino sighed with satisfaction and that was conversation.

It is not good to want a thing too much. It sometimes drives the luck away.

Every man suddenly became related to Kino's pearl, and Kino's pearl went into the dreams, the speculations, the schemes, the plans, the futures, the wishes, the needs, the lusts, the hungers, of everyone, and only one person stood in the way and that was Kino, so that he became curiosly every man's enemy.

No hay comentarios: