27 oct. 2008

NUEVA REVISTA MAROMETA

Desastres naturales, problemas financieros, cambios en la temperatura, estrés y un futuro tétrico. Las noticias no son alentadoras, parece que perdimos el rumbo. Nos da miedo enunciar al culpable: nosotros. Preferimos pensar que la culpa es del cambio climático.

El cambio climático y sus consecuencias no son producto del azar, la actividad humana consiguió con su tenacidad y rutina, romper el equilibrio climático. La conciencia ambiental sólo se logra cuando estamos convencidos de que la Tierra es un ser vivo y que debemos respetar sus ciclos. De nada sirve unirnos a la moda verde si no estamos dispuestos a cambiar nuestra forma de alimentarnos, de producir bienes, de pensar la vida.

El cambio climático es un síntoma de nuestra ruptura con el ambiente, debemos restablecer la relación si queremos sobrevivir. Marometa plantea en este número la reflexión sobre nuestras acciones y nuestra conexión con la madre tierra.

2 comentarios:

Crisssss dijo...

Pst! Me da un número para llevar seño

(Mi amiga trabaja en esa revista)

Saludos jules! Aquí redescubriendo tu espacio

JULIA CUÉLLAR dijo...

Los que quiera, guste y mande. Criss, que bueno que aún das señales de vida. Me da gusto recibir tu post. Ya nos veremos para conversar. Mil abrazos. Ya estoy sacando mi cédula, como ves voy siguiendo tus pasos, jjajja.
Buena semana.