13 oct. 2008

4 Y LOS 30


4 y los 30 es mi nueva edad. Nunca pensé que cumpliría 26 años. Planeé mi vida hasta los 25, de alguna manera de niña pensaba que si a los 25 tenías lo que querías, el resto era un paseo por el parque, ya sólo quedaba disfrutar la vida.

4 y los 30 es la premisa a esta edad. Para algunos tal vez sea trágico, para mí es más como una burla al sistema que considera que los 30 son el límite en la vida de una mujer. ¿Límite para qué? ¿Para tener hijos, marido, carrera exitosa? No me preocupa ese marco invisible decorado con la complacencia a las expectativas de los demás. Por suerte fui una niña que soñó mucho y nunca creyó que después de los 25 habría que preocuparse por nada. Obviamente este año lo recibo como una nueva oportunidad para inventarme, ya crearé otros sueños de aquí a los 30.

Lo que empiezo a imaginar son muchas revistas, amigas, amor, letras, libros, niños. Parece que son los mismos tópicos de siempre, la diferencia es que ahora voy construyendo el guión día a día, a diferencia de mis 25 años donde todo estuvo escrito por mi niña, y vaya manera de planificar el futuro, todo le salió cierto.

Bienvenido el azar cotidiano.

8 comentarios:

la Presidencia de la NRB dijo...

Querida Julia, además de felicitarte por tu cumple, déjame recordarte que "las mujeres no tienen edad": son tan jóvenes o tan maduras como gusten serlo. Además, una mujer como tú siempre tendrá cosas por leer, emprender, planear y no hay edad ni límite para ello.

Mientras prosiguen las celebraciones, ojalá que sigas compartiendo esas letras que tanto te distinguen. ¡¡Gracias!!

Nuevamente, ¡¡¡felicidades!!!

JULIA CUÉLLAR dijo...

Muchas gracias Ulises, casi me haces llorar. Por supuesto que la edad es sólo un factor cronológico pero jamás medirá el alma de las personas. Existimos los viajeros eternos, los infantiles de espíritu y los arquéologos de la realidad cotidiana. Aquí seguiremos un rato más y las letras también. Muchos saludos donde sea que andes porque ya no has escrito. Suerte en tus proyectos.

Lady A.G. BlackRaven dijo...

Los sueños no cambian, sólo evolucionan...
Es curioso sí, ver cómo hay mujeres que sufren en ese maravilloso sendero hacia el tercer piso. Pero el camino es interesante. La magia y el aprendizaje aunado a la madurez y la locura son la mezcla perfecta. Las emociones son más intensas, porque han logrado una comunión con el alma. Muchas felicidades por este nuevo episodio. Por este nuevo recorrido por las delicias de la vida. Quizá la niña nunca soñó este episodio de su ser, pero quizá en un lapso de imaginación experimentó la añoranza del mañana.
En verdad, mis mejores deseos. Siempre es un placer conocer almas tan llenas de vida y talento.
Saludos
AG

Crisssss dijo...

Ok, que puedo decir? Ejem, comienzo evidenciando que la luna de hoy estuvo increíble, ¿Ya la viste? Espero que sí, lo que alcancé a pensar al verla fue "Ojalá que jules la vea y reciba su regalo".

Sabes que has sido un elemento transformador en la vida de muchas personas (Yo incluida, por favor) y que consideramos que la oportunidad de conocerte ha sido vital para muchos procesos.

Creo que sabes que además de ser tu amiga, te considero una gurú en muchas cosas: libro que me recomiendas leo, frase sentenciadora que dices, la neta, la creo. Por que sinceramente se que lo que dicta tu desenvolvimiento en el universo es la certeza de que para conseguir los sueños hay que atreverse a la locura de actuar.

Puff, no quería derrochar mas que mi agradecimiento por considerarte mi amiga y ve todo lo que salió.

Así que jules, por que este año este repleto de mas locura, de mas trabajo intenso, de mas fantasías y sueños (Y si es posible, de mas encuentros no virtuales por favor, ¿Nos vemos el 19 en Liiiion?)

Mil abrazos Jules, orgullosísima de todos tus logros (ja ya soy como tía compungida)

Crissss

JULIA CUÉLLAR dijo...

Albie muchas gracias por tus palabras, efectivamente la esperanza del mañana es lo que me motiva a seguir mis proyecos día con día. Soy una soñadora irremediable.
Gracias.

JULIA CUÉLLAR dijo...

CRISSSSS,
Mil gracias por la tarjeta y por tus palabras. La verdad es que tampoco concibo mi vida sin ustedes. Sigo creyendo que somos los 4 elementos, 4 fuerzas distintas que se unen y encuentran el centro. Ya te extrañamos. Ya estoy leyendo a tus japoneses. Aparecerán entradas de ellos en este blog. Saludos.

Paty dijo...

Si, los 26 provocan una suerte de desequilibrio. Algo así me pasó.
Saludos y felices 4 y los 30.

JULIA CUÉLLAR dijo...

Gracias Paty. Cómo vas como reportera de cadena tres. ¿A poco no es genial la tele? Yo la extraño mucho. No dejes morir tu blog, escribe. Seguimos en contacto.