3 feb. 2012

La vida es como una fotografía. Es perfecta en el imaginario, pero depende de la luz. No importa cuántas aplicaciones uses, lo esencial siempre será la luz y eso escapa por completo de tus manos. Sólo puedes esperar que la luz sea la adecuada cuando el momento a retratar es perfecto.