7 oct. 2010

GUÍA PRÁCTICA PARA VIAJAR

1.- Hay que vaciar el corazón. Cuando uno viaja tiene que ir ligero y eso incluye, libre de apegos. La familia es carne y hueso, ese cariño está dentro de uno mismo. Lo que estorba son los otros, esos que juran no sobrevivirán en nuestra ausencia, quienes anclan con sus: me vas a olvidar, te voy a extrañar, ¿qué va a pasar con nosotros? Sus dudas son auténticas, en el fondo saben que son pasajeros en nuestra vida. El amor verdadero no ata, es el primero en ponerle más plumas a las alas.

2.- No hay que atascarse. Cuando uno llega todo es nuevo, es como un gran banquete, queremos probar cada platillo y desbordamos los platos. Luego es difícil diferenciar los sabores, el paladar se satura. Hay que hacerlo poco a poco, no tenemos que acabarnos el banquete en un día. Pausas, digestión. El deleite está en saber gozar cada experiencia en sus más mínimos detalles.

3.- Las lecturas son primordiales. Nada dice más de un pueblo que su literatura. Lee a los autores de la región, ellos te dirán lo que la gente no dice o no quiere oír. Lee también a los ciudadanos del día a día y aprende nuevos enfoques.

4.- Las fotografías son esenciales, pero no las que se hacen con una cámara, sino las que capta la memoria. Nunca se es más consciente de lo irrepetible de los momentos que en los viajes, porque cada día es un día más cerca del regreso a casa. Atrapa cada instante con todos tus sentidos. Memento Mori. Carpe diem.

5.- Escribe un diario. Cambiar de lugar revuelve las neuronas y tendrás insights que en el futuro querrás recordar para volver a sentir el rush de esa tú. Escribe para ti dentro de algunos años. Es como sacar un viejo vestido para revivir eso que fuimos y que hoy sacamos a pasear con nostalgia, porque eso que fuimos nos ha llevado a nuevas experiencias.

6.- Si te enamoras entrega el corazón porque nunca sabes dónde está la persona que te acompañará en futuros viajes, quien te dirá ¿y de aquí a dónde?

7.- Nunca se vuelve. Despídete con amor porque aunque regreses al lugar de donde partes, nunca será la que se va quien regrese.

Buen viaje, aquí te esperamos para ponerle muchas plumas verdes a esas alas...

4 comentarios:

Karla P. dijo...

Excelentes consejos, que planeo tratar de poner en practica.

JULIA CUÉLLAR dijo...

Ojalá te sirvan mucho, veo por tu blog que eres una viajera experta. SUERTE!!

Paulina Aguilar Gtz. dijo...

Ay Julia, ¡qué buenos consejos! Me hiciste recordar cuando andaba de viajera por el mundo. Tienes razón en todos los puntos. Todavía conservo el diario de mis viajes, es un verdadero tesoro personal.

Un abrazo.

JULIA CUÉLLAR dijo...

Gracias Paulina, como bien dices, los diarios de viaje son tesoros. Un abrazo grande.