29 oct. 2012

FINLANDIA Y JAPÓN, ¿SE PARECEN EN EDUCACIÓN?













En la maestría también nos hicieron comparar el sistema educativo japonés con el finlandés, basándonos en la evidencia de este video. Mis reflexiones al respecto:


No encuentro ninguna similitud entre el sistema educativo japonés y el finlandés. Creo que en Finlandia el centro está en la persona entendida como miembro de una comunidad, personas que se fortalecen para en equipo hacer más. En Japón, según este video, parece personas que se fortalecen para vencer a las demás, superarlas y dejarlas atrás.

Las mamás se involucran en ambos videos, pero en los de Finlandia, por las entrevistas queda claro que las mamás tienen vida, actividades, trabajos, en el de Japón ( y a lo mejor tiene que ver con quien editó el video) parece que la madre sólo vive para la hija y vive a través de la hija: que sea la mejor bailarina, la mandaré a París y así aprenderá ballet y francés. ¿Quién decidió qué, cuándo y de quién es la vida?

Aunque fue subido en el 2008, la narrativa del video y la ropa de las japonesas me hace imaginar que es de más años atrás. Pero si ese sigue siendo su sistema educativo, considero que replica la importancia de la jerarquía en su cultura, al igual que en China, es una educación para ser el mejor de tu sector, pero determinado por el sistema, no es una elección personal, fueron entrenados para serlo. El no alcanzar o superar lo que se esperaba de ellos genera frustración y ahí la relación con las tasas de suicidio. Solo lo que se elige libremente no genera frustración, porque desde el principio estás consciente de los riesgos que implica, de las responsabilidades de tus actos y una falla, no es vista como fracaso, tal vez sólo como algo para seguir creciendo, libremente elegiste este camino, libremente puedes elegir qué haces con las circunstancias de esa elección. Cuando no se es libre y se falla por supuesto el mundo se viene encima, le has fallado a otros.

En Japón se premia la obediencia, ya lo mencionan en el video, los niños deben estar quietos para su examen a maternal. Cuando en Finlandia premian la creatividad, los niños conviven primero, crean y después a los 7 años leen. Somos personas en convivencia antes que mentes con razonamiento abstracto, parece decir el sistema finlandés. Concuerdo, primero estuvimos en las cuevas, dividimos el trabajo y fuimos culturas orales, basadas en la convivencia, en el relato, en el pensamiento mágico (creativo) antes que culturas escritas, abstractas, hijos de Gutemberg. Por cierto, estamos reincorporando lo oral a nuestra vida. Vean presentación de PISCITELLI

Si algo es cercano a la adaptabilidad, la agilidad y la flexibilidad es el discurso oral, basta leer a ONG y su libro la Oralidad para entender que lo que premiaban las culturas orales era el ingenio, la rapidez de crear y continuar discursos, que en el video de Japón quieren replicarlo con su técnica de memorización rápida. El discurso oral es lo más adaptable, cada que se contaba una narración, se adaptaba. No había manuales, existían lo que hoy llamamos frases hechas, pero servían de conectores, lo demás se iba creando.
Incluso se afirma que la Iliada y la Odisea fueron creadas así, sumando historias orales antes que estar escritas.

Creo que cada cultura va deciciendo su sistema educativo en función de lo que considera importante, la disciplina o la creatividad. Sí la creatividad necesita disciplina, pero es un camino, no la meta. La disciplina por disciplina también nos lleva a seres alienados, enajenados según Marcuse y su obra El hombre unidimensional. Es más fácil controlar el sistema con personas que anhelan sólo lo que les dijeron que era posible para ellos, personas entrenadas desde niños a ser lo que se espera de ellos, sin darles tiempo a preguntarse ¿quien soy? ¿qué quiero?

Lo cierto es que los niños tienen una gran apertura para aprender en cualquier sistema, por eso es tan difícil saber ¿qué es mejor? El niños sólo espera la aprobación de sus padres, su cariño y a tan temprana edad quiere sus abrazos y su compañía. Si para que sus padres estén con ellos hay que tocar el violín, lo toco, si debo convivir, convivo, si debo entrar a la guardería, lo haré. Y entonces parece que es condicinamiento de Skinner, el premio es el amor del padre. Podemos entrar en la discusión de si Mozart era un niño entrenado o si él libremente eligió ser el artista musical que reconocemos.

Sin duda los padres son esenciales en la vida de todo ser humano, pero hay un punto en que debemos decidir, tanto padres como hijos, dejar vivir o vivir a través de.

En lo personal, como estimulación temprana para mis hijos he elegido la teoría de Aucouturier, basada en la psicomotricidad, conocerte, dominarte, convivir, jugar (ya Beau Lotto en una plática de TED dijo que jugar era la respuesta evolutiva a la incertidumbre) aprender colaborando, ser autónomo porque me conozco en lo individual y en lo grupal.

Como toda madre, creo que es mi mejor apuesta para su futuro, como toda madre, me es incierto lo que sigue, sólo espero y deseo lo mejor para mis hijos, pero también confío en que un día tomarán sus propias decisiones, y ojalá sea según el discernimiento ignaciano (un poco de humor al texto, esa ha sido mi apropiación del discernimiento, espero no imponérselas a mis hijos y que ellos elijan el camino que les sirva dadas sus circunstancias)

"Si te encuentras a Buda, mátalo" decía mi profesor de religiones (hay un camino para cada quien, no existe El Camino)

No hay comentarios: