13 oct. 2012

Fuensanta no esperes más


Fuensanta, tú desconoces el cielo, ignoras que es más grande y más abierto, que es dicha, deja de llorar, tu infinita sed de amar será colmada
Fuensanta, no esperes el ventarrón, no necesita revolverte nada, llegá como brisa que besa sin saber y se prensa de ti porque encuentra paz.
Fuensanta, y pensar que pudimos, basta. Y sentir que podemos con nuestras manos entrelazadas tejer el futuro que declaramos mientras amamos.
Fuensanta, nada impide la llegada del amor, sólo tu mirada esquiva. Véme, estoy frente a ti, rodeándote y debajo tuyo, recogiendo lágrima.
Fuensanta, usemos esa agua para cultivar y la sal para sazonar. Usemos el tiempo para conocernos y crear.
Atrás queden los que no supieron ver en ti la paz, atrás quede tu esperanza en el pasado que vuelve transformado, siempre es pasado.
Deja atrás lo que hoy no te mira de frente y te llama mía, Fuensanta mía, amada tejedora de vida, vuelve tus ojos a lo q te da vida: el encontrar poesía, el hilvanar letras, el dar sentido al caos creando símbolos. Eres Maga Fuensanta, eres Diosa y serás Úrsula depués de 100 años, pero hoy, hay mariposas amarillas queriendo trenzarte.
Suelta a Gorogó, detrás de la montaña siempre hay mar y después cielo y de nuevo montaña y mar y cielo. Así es viajar.
Repeticiones infinitas de un círculo que se reinventa, no confundas con pasado.Ese se vuelve punto, destinado a perderse entre los otros puntos que se van traslapando en el trazado del círculo que tu vida crea.
Confía Fuensanta, los puntos, sólo son puntos, ni en los cuentos son finales, lo aprendió tarde tu hombre de letras.
Fuensanta, el tren no pasa más, qué esperas para desplegar tus crinolinas e irnos bailando evadiendo el fin mientras el mundo gira.

No hay comentarios: