6 nov. 2008

LA NATURALEZA PROTEGIDA


Por Julia Cuéllar

Hace unos días viajé con una amiga por unos parajes extraordinarios, veíamos un documental que mostraba selvas, trópico, playas, desiertos, arrecifes, barrancas, aves, mamíferos, felinos, nubes y agua en todos sus estados naturales. No podíamos creer que fuera México, uno imagina paisajes así en Nueva Zelanda, Australia o cualquier tierra mítica, nos olvidamos que lo tenemos en casa. Conocerlos implica conservarlos, por eso la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP) tiene un programa de pases y tarifas para conocer estos lugares.

México es uno de los cinco países con mayor diversidad en el mundo. Sus ecosistemas son hábitat de miles de especies de flora y fauna, algunas de estas zonas han permanecido lejos de la intervención humana, y en el año 2000 fueron decretadas como Áreas Protegidas por la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas.

Estas áreas no son parques cerrados, no están cercados y no se prohibe el paso a nadie, simplemente se busca que se respete la flora, fauna y que se contribuya a la conservación del lugar. La CONANP es el organismo responsable de proteger y conservar la biodiversidad de los ecosistemas protegidos, además procura que las personas que habitan estas regiones se capaciten sobre actividades turísticas orientadas a la sustentabilidad.

La CONANP no da servicios turísticos, estos están en manos de particulares. Sin embargo, la CONANP cobra por la visita a las Áreas Protegidas, el pago es una forma en que los turistas colaboran económicamente con la conservación del valor escénico, paisajístico y recreativo del lugar. “Con el pago, el estado te garantiza que seguirá protegiendo el área en materia de biodiversidad y paisaje” afirma Amaya Bernárdez, coordinadora de Proyectos Especiales e Innovación de la CONANP.

Las Áreas Protegidas tienen diferentes categorías, hay Reservas de la Biosfera, Parques Nacionales, Áreas de Protección de Flora y Fauna, Áreas de Protección de los Recursos Naturales, Monumentos Naturales y Santuarios.

A partir de enero del 2002 se cobró por entrar a las Áreas Protegidas, se inició el cobro en 8 parques nacionales marinos. En 2003 se amplió a Áreas Protegidas terrestres y marinocosteras. En 2006 se introdujo una tarifa de $20 pesos por persona, por día, para casi todas las áreas, tanto terrestres como marinas. Sin embargo, Amaya Bernárdez nos comenta que “se introdujeron tarifas diferenciadas para manejar ecológicamente las áreas, es una forma de manejar la capacidad de carga turística. Incrementamos el pago en ciertas áreas frágiles como las Islas del Mar Cortés o ciertas zonas donde la visitación es exagerada. Manejando la tarifa, controlamos la demanda.”

Todas las personas que visiten las Áreas Protegidas deben pagar, están exentos de pago únicamente los residentes permanentes, los menores de seis años y los discapacitados. Hay descuento de 50% para los residentes de municipios aledaños a la zona protegida.

Los recursos generados por el cobro se emplean en un 100% a la conservación de las Áreas Protegidas. Se incrementa la vigilancia, se adquieren equipos adecuados para la operación y conservación, se desarrollan programas de monitoreo de especies; se hace una mejor señalización que incluye espectaculares, letreros, mapas y una mayor difusión de las áreas mediante la publicación de folletos, trípticos y guías turísticas. Se realizan también proyectos de reforestación, de fomento al ecoturismo y turismo de naturaleza, rehabilitación de espacios públicos, restauración de ambientes terrestres y marinos. También se invierte en capacitación para mejorar el desarrollo económico y productivo de las comunidades locales y se crean proyectos de educación ambiental.

Cuando visites el Área Protegida deberás exigir un brazalete como comprobante de pago. Con este pago tendrás derecho a desarrollar actividades turísticas como caminatas, observación de flora y fauna, pesca, campismo, escalada o rappel.

En enero 2006 surgió la posibilidad de hacer pagos anuales para visitar las Áreas Protegidas por medio de un Pasaporte de la Conservación. Actualmente esta opción existe pero están cambiando el nombre a Pase de la Conservación para evitar problemas por la palabra pasaporte.

El pago del Pase de la Conservación implica un cobro único de $260 pesos y da derecho al portador de visitar todas las Áreas Protegidas de la federación, durante todo el año, cuántas veces quiera. El Pase de la Conservación es personal e intransferible y debes firmarlo antes de usarlo por primera vez. Se puede comprar en las oficinas de las Áreas Protegidas o en oficinas centrales de la CONANP en el D.F.

Después de visitar estas bellezas naturales solemos desear que el mundo entero las conozca, las visite y experimente lo mismo que nosotros. Nos gusta creer que explotando estas bellezas naturales podríamos mejorar el turismo de nuestro país, al respecto Amaya Bernárdez nos comenta que “No debemos explotar las áreas naturales protegidas, hay que tener muchísimo cuidado, tenemos que explotar como país otros segmentos del turismo, entre ellos el turismo naturaleza, pero en las áreas protegidas hay que hacerlo con precaución y con mucha planeación. Tenemos un programa de turismo en áreas protegidas del 2007 al 2012, para dar a conocer estas áreas, pero no queremos explotarlas ya que nuestra finalidad es la conservación.”

Recomendamos que antes de escoger un Área Natural Protegida para visitar, te informes sobre sus reglas, recomendaciones de la CONANP, ubicación, tarifas y actividades permitidas. Puedes obtener esta información en la página web de la CONANP, entrando a mapa de sitio e ingresando a la sección Qué Hacemos.

La próxima vez que desees estar en un paraíso te recomendamos visitar las Áreas Naturales Protegidas. Conoce tu país y conserva su belleza natural.


•Hoy se cuenta con 150 Áreas Protegidas, que representan cerca del 10% del territorio nacional.

•Las acciones de conservación son concretas y están enfocadas a la reforestación, a la restauración, a la conservación directa de las especies del hábitat.

•EE.UU. tiene un sistema de pases anuales a sus parques nacionales y cuesta entre $50 a $100 dls. En México cuesta $ 260 pesos y entras a todas las áreas protegidas del país.

•Las tarifas varían entre $20 y $41 pesos dependiendo del Área Protegida.


RECOMENDACIONES GENERALES

1.Respeta la señalización.
2.No acampes, ni hagas fogatas fuera de lo señalizado.
3.Respeta las reglas administrativas.
4.Infórmate antes de asistir al Área Protegida.
5.No alteres la flora y la fauna.
6.Busca prestadores de servicios que cobren y te den el brazalete. Esto indica que están comprometidos con la conservación y cumplen los requisitos de la CONANP.


ES TIEMPO DE ACTUAR
Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas.
La CONANP es un órgano desconcentrado de la SEMARNAT que se encarga de administrar y preservar las áreas naturales protegidas. También se encarga de fomentar programas que permitan el desarrollo sustentable de las comunidades que habitan dentro de las áreas naturales protegidas. Si deseas una aventura paradisíaca te invitamos a conocer las Áreas Protegidas. Infórmate sobre su ubicación y sus tarifas en la CONANP. Comunícate con Antonio Razo al teléfono: 5449 7016. Página web: www.conanp.gob.mx

1 comentario:

Anasella Acosta Nieto dijo...

Hola Julia, soy Anasella Acosta,editora de la revista de fotografía Cuartoscuro, leí tu texto sobre Oscar Estévez, y me gustaría reproducirlo en la revista en memoria de Oscar con los debidos créditos. ¿estarías de acuerdo? ¿nos autorizarías? saludos. revista@cuartoscuro.com / 52 11 26 07