10 dic. 2007

DE LA BIBLIOTECA DE JULIA


No será la tierra de Jorge Volpi es el tercer libro sobre la historia moderna del mundo. En lo personal es el que menos me gusta de los tres. En mi muy particular punto de vista siento que la narración no termino por atraparme, que me perdí en introducciones demasiado largas sobre los personajes, el nudo fue casi imperceptible y el desenlace apresurado como si de pronto el autor hubiera decidido que tenía que terminar porque ya eran muchas páginas y de concluye de golpe. En este libro nos toca viajar entre genios cibernéticos, biotecnólogos, economistas, madres solteras y la indecisión e incertidumbre de nuestro siglo XX. La apariencia, el vacío, la esperanza sin fe es lo que entreteje a los personajes. De cualquier manera es un libro que hay que leer.

Mis líneas favoritas:

Wells detestaba el tedio y con Jennifer podía desgarrarse, herirse, matarse o reconciliarse, pero jamás aburrirse.

¿Por qué los humanos nos obstinamos en ser únicos, asumiendo una personalidad que nos ancla para siempre? La idea de ser muchos, de ser legión, nos aterra. Reconocer las distintas voces que nos habitan significaría aceptar un desvarío cotidiano.

Jennifer odiaba o más bien despreciaba a los liberales como su hermana por su doble moral. Se presentaban como defensores de los débiles y los desheredados, pero eran incapaces de buscar soluciones reales a sus problemas.

Existen dos tipos de persona: las que son fieles o más o menos fieles, la inmensa y aburrida mayoría, y las que funcionan como conectores. Yo soy de esas últimas. Un conector. Mi misión en la vida es acostarme con el mayor número posible de hombres a fin de unir círculos que de otra manera jamás se encontrarían.

No hay comentarios: