1 jul. 2012

#Desmontando a Estivill

Este HT surgió el día mundial del sueño feliz (29 junio 2012), busca eliminar el uso del método Estivill para dormir a los niños.


¿Quién es Estivill?
 Sí te lo preguntas, vamos bien, no ha llegado su método a ti ni a tus hijos (tengas o estés planeando tener). Deberías saber sobre Estivill únicamente para que compartas la información y colabores para que las mamás y papás tomen decisiones basadas en experiencias de otros padres reales con hijos reales y felices.Hay otros métodos que permiten el sueño tranquilo, natural, amoroso del bebé, simplemente les falta la mercadotecnia de Estivill para llegar a un iphone, y no llegarán porque están basados en la relación cuerpo a cuerpo de mamá, papá y bebé. Estivill es un pediatra por la Universidad de Barcelona. Especializado en Neurofisiología Clínica y es director de la Clínica del Sueño Dr. Estivill desde 1989. Entre sus libros está Duérmete Niño donde difunde su método para enseñar a los niños a dormir.  

¿Cómo funciona el método Estivill?

 
Este método tampoco es nuevo, se acuerdan de Pavlov y su perro, es conductismo puro. Si a un niño lo dejas llorando y nadie lo conforta aprende que llorar no le trae compañía, entonces deja de llorar o ¿tú seguirías llorando? Eso no creo que enseñe autocontrol, ni disciplina, ni sueño, ni manejo de la frustración. Yo leería abandono, aprendería a negar los sentimientos porque nadie escucha. Creo en la disciplina, pero como un proceso de orden para lograr un objetivo, no como represión. Creo en el manejo y expresión de sentimientos, no en ignorarlos o minimizarlos. Creo q dormir es indispensable, pero lo considero un proceso natural. Creo en los límites y el discernimiento no en la educación de premios y castigos.


El padre de mis hijos aplicó este método al primero porque decía que a él se lo aplicaron hace 44 años. Insisto, no es nuevo,alguien ya había pensado que ante lo que considera un problema (un bebé que no se duerme a la hora que le conviene al adulto) lo mejor es encerrarlo (al bebé-problema) y pretender que no existe (ignorarlo. Con cronómetro y sin contacto visual como recomienda Estivill es crueldad pura, considero). Vinieron discuciones de pareja sobre la aplicación del método, yo no podía oír a mi hijo llorar, lloraba con él. Más de una vez me metí a abrazarlo, aunque el padre gritara con cronómetro en mano:

 -no aguantaste ni 20 segundos,¿así cómo le vas a enseñar a controlarse?
 -Con abrazos, con besos, con mimos, ¿Controlarse de qué? quiero enseñarle a expresar lo que siente usando los recursos existentes, eso lleva tiempo, es un proceso de maduración y de aprendizaje. El aprendizaje es por definición acompañamiento, proceso de enseñanza-aprendizaje. Idealmente, y sucede, se retroalimentan y modifican las personas involucradas, es movimiento puro, es comunicación, transformación, gozo y crecimiento, no dolor, angustia, soledad, desesperación, uno que lo sabe todo y otro que no sabe nada y recibe. No quería ser una madre que da instrucciones para que el bebé-hijo haga lo que se imaginó de él desde el mundo adulto; una madre que antes de modificar su vida, obliga al bebé a adaptarse al mundo adulto con rutinas y presiones, muchas inventadas e innecesarias- Así imaginaba responderle, pero permanecí callada un mes hasta que de plano decidí regresar a lo que yo hacía previo a Estivill, arrullar a mi bebé porque yo fui arrullada hace 29 años.

Mi madre era educadora y optó por cantarme antes de dormir, contarme cuentos, abrazarme, besarme mucho. Se lo agradezco infinitamente porque aunque murió cuando yo tenía 14 años, su amor y devoción hacia mí fueron tales, que todavía vivo rodeada de su amor. No conozco la soledad porque con su método aprendí que hay quien ama, espera, escucha, cede tiempo, acompaña. Conozco la tristeza, es inevitable, pero con su método aprendí que se puede superar con cariño, que cualquier adversidad puede ser compartida y se transita por ella con tranquilidad y esperanza. Eso quiero enseñarle a mis hijos. Además con el método Estivill descubrí que mi hijo despertaba llorando, comenzó a chuparse los dedos con mirada triste (Sí los bebés deben chuparse los dedos, el mío lo hacía, es necesario reconocer el cuerpo y jugar, pero la mirada es alegre, se nota el placer en el descubrimiento)y su gran apetito desapareció.

Prefiero las consecuencias de un hijo besuqueado (también me decían no es paleta), cargado, abrazado, amamantado, arrullado, masajeado, lo anterior a libre demanda, que las de un hijo al que le cronometré el dolor y le condicioné sus tiempos y espacios conmigo. Tuve un hijo para amarlo, para conocerlo, para descubrir el mundo con él, para dejarme impactar con su vida. Sí, voluntariamente decidí ser madre y acepté conciliar rutinas y necesidades con mi bebé. No llegó como accesorio o como adorno que embellece pero no modifica, llegó para renombrar (reterritorializar) mis tiempos y espacios, para compartirlos, para vivir juntos, con los procesos correspondientes y naturales de separación (escuela, adolescencia, pareja, trabajo, etc). Hay tiempo para todo. Ya veré que dicen del sistema de crianza de su madre en 30 años.

Con el segundo bebé ya no apliqué el Estivill y naturalmente llegó a conciliar el sueño durante la noche desde los seis meses. Despierta sonriente y ríe mucho. El mayor sin el Estivill, volvió a devorar mi pecho y posteriormente sus papillas, a despertar tranquilo y a explorar sin temor. Algo que me ayudó a oponerme a Estivill fue que amamanté y mis bebés se quedaban dormidos comiendo. Algunas veces al recostarlos para dormir despertaban y entonces entraba el arrullo, el abrazo, el cuento. Otras veces continuaban dormidos.

Estivill también recomienda que mantengas despierto al bebé mientras mama para que aprenda que la comida debe hacerse despierto, indica que hay que hablarle, tocarlo para mantenerlo despierto. Comer es otro gran gozo, sí, es una necesidad fisiológica, pero es placentero también. ¿Te gusta que te molesten mientras comes? ¿Te gusta que te toquen y hablen fuerte para que no te duermas? A mis bebés no,el mayor aprendió, observando y haciendo, que comer se hace en una mesa con cubiertos y despierto. Insisto, madurar es un proceso, requiere tiempo, ya lo demostró también Piaget no se realizan procesos cada vez más complejos sino se tiene la madurez para hacerlo, de nada sirve que presiones al pequeño a caminar si aún su desarrollo físico-emocional no se lo permite. A poco no te ha pasado como adulto que un día dices: ya me lo habían dicho pero no comprendía.

Creo que las personas que más afecto reciben de pequeños, tienen mayor seguridad porque siempre hubo alguien que los escuchó y curó con un beso. Son más abiertos y compartidos porque aprendieron a expresarse conviviendo. Son independientes porque vivieron el placer de explorar-descubrir acompañados y desean descubrir-explorar siempre.

Como padre ¿Por qué quieres dejarte sustituir por un oso? Si trabajas jornada completa y llegando a casa tienes poco tiempo de calidad con tu hijo ¿por qué permites que Estivill te robe, aparte, de compartir el sueño con tu hijo? ¿Qué sientes cuando tu pareja está ausente la mayor parte del día, llega a casa y te ignora? ¿Qué crees que siente un bebé cuando ve que sus padres lo dejan en un cuarto, lo oyen llorar, no van y lo dejan dormir angustiado? Sé que como padres deseamos lo mejor para nuestros hijos y decidimos basados en esa premisa. Es tu decisión razonada aplicar el Estivill o no, pero te comparto mi experiencia para que tengas más información antes de decidir:



Una cita:

Cuando veíamos a alguien enojado, aventándonos el carro o el camión en el tráfico, el padre de mis hijos solía decir: ¿Qué le habrán hecho de chiquito?, yo pensaba: le aplicaron el Estivill.

Algunos TWEETS:

También puedes buscar experiencias de otras mamás de carne y hueso, cercanas a ti, que creen y aplican la crianza con apego, que duermen a sus bebés aplicando otros métodos distintos al Estivill. Puedes encontrarlas en @bazarfular o en BAZARFULAR estarán más que dispuestas a compartir contigo.

Trata a tu bebé como te gustaría ser tratado. 

Referencias: 

2 comentarios:

Paulina Aguilar Gtz. dijo...

Hola Julia, yo no conocía el método Estivill. Alguna vez mi abuelita (mamá de mi papá) le dijo a mi mamá que me diera de comer cada 4 horas y que me dejara llorar, "para afianzar el pulmón". Mi mamá obviamente jamás lo hizo, cada vez que lloraba estaba allí, todavía lo hace, cuando estoy cansada o triste, desesperada, frustrada. Aún me siento rodeada de su amor. Es precisamente lo que pienso hacer con Diego (mi bebé de 4 meses). Mi suegra alguna vez me dijo que si lloraba y acudía inmediatamente, jamás iba aprender a controlarse a sí mismo. Yo no puedo dejar a mi bebé llorando; lo conozco, cuando llora es porque tiene hambre, sueño, un pañal mojado, o se siente solito y quiere que le hagan caso. ¿Cómo podría dejarlo llorar así nada más? El llanto es el método de comunicación de los bebés, si lloran, ¡obviamente quieren comunicar algo! Quiero que mi bebé crezca rodeado de amor, que se sienta escuchado y querido.

En fin, aprovecho para decirte que me gusta mucho tu blog. Cuando tengo tiempo (como ahorita que Diego está tomando una siesta), paso de vez en cuando a leer.

Saludos,

Paulina

onlifemag dijo...

Julia, Me encanto tu honestidad valiente y tu corazón de madre conectado a tus hijos...así es...los nios no son mascotas que se deben entrenar...tengo dos hijos, uno de 11 y una de dos...ambos tienen a su madre cuando lloran y cuando ríen y saben que ambas emociones son igual de hermosas y que en ambas estoy. Gracias por compartir tu experiencia y tu visión.
Miriam