14 may. 2009

ESCRIBIR ES ENCADENARSE

Un día comencé a escribir, sin saber que me había encadenado de por vida a un noble pero implacable amo.

Prefacio de Música para Camaleones de Truman Capote.

No hay comentarios: