18 dic. 2008

OBAMA Y LAS VUELTAS DE LA SUERTE


Ayer salí con una amiga para que me contara la nota de 8 en su vida, la proposición de matrimonio que su novio le hizo hace unas semanas. Fue lo más romántico que he escuchado en años. Me dio mucho gusto por los dos porque están hechos el uno para el otro. Según la tradición que aprendí de ella, las amigas cercanas a la mujer comprometida deben darse las vueltas de la suerte con el anillo de compromiso de la amiga, en un afán de pedirle al destino ser las siguientes. Insistí en que el anillo no me quedaría, pero cedí a la alegría de mi amiga y a la belleza de ese solitario de oro blanco. Vaya que son lindos los anillos de compromiso.

Después de la conversación en torno a la boda, la luna de miel, el vestido, la recepción, las amigas en otros estados de la república y sus vidas, caímos a los temas políticos. Llegamos a Obama y al zapato arrojado a Bush. ¿Cómo nos va a ir con Obama? preguntó mi amiga. Respondí que a los mexicanos nos iría igual que siempre, que lo importante es que los libros de historia ahora imprimirían la frase el primer presidente afroamericano.

Ella continuó diciendo que le daba gusto que Obama haya ganado. Algunos afroamericanos ya no podrían refugiarse en la discriminación y las quejas contra un gobierno blanco para no hacer nada y vivir de la conmiseración de los demás. Comenté que esa actitud era muy parecida a la asumida por algunos de nuestros indígenas, quienes se refugian en la premisa: soy folklore nacional, no destruyas mis tradiciones.(Aunque muchas de estas violan los derechos humanos universales. Aquí cabe la pregunta ¿Qué preservarmos, los derechos humanos universales o las tradiciones indígenas? vaya dilema). Empleando la bandera de minoría esperan que el mundo entero resuelva sus problemas y solvente su vida. (Reconozcamos que hay propuestas gubernamentales que respetan sus tradiciones y les ofertan una mejor calidad de vida, sin embargo, algunas poblaciones no aceptan, porque no están dispuestos a dar nada a cambio,impuestos, por ejemplo.)

Me pareció un comentario oportuno, claro que a muchos lectores les puede parecer ofensivo, dicho a la ligera y proveniente de quien no ha vivido resentimientos sociales. Pero para fortuna de mi amiga y mía, esta idea también la expresó un afroamericano, un actor bastante conocido, Will Smith.

En el programa de Oprah, Will Smith declaró que toda su familia videograbó su día entero en torno a la elecciones, él sabía que sería un día especial y quería que su familia recordara tiempo después cómo había sido el día que cambió la historia. Relata que fue criado con la idea de ser el mejor, de merecer lo mismo que los demás y de enfocar su mente en sus deseos, porque él podía conseguir lo que quisiera si se esforzaba por ello. Así que paralelo a esta motivación personal, creció creyendo que su gente, los afroamericanos, podrían un día conquistarlo todo si se empeñaban en lograrlo.

Para Will Smith, el triunfo de Obama retiró la posibilidad de las quejas y la conmiseración de su gente, dijo que ya ningún afroamericano podrá decir que están contra él, que no tiene oportunidades. Por supuesto le aplaudí. Coincido con él en que Obama es el símbolo de un cambio de paradigma, no sólo de Estados Unidos, sino del mundo entero que celebró este triunfo presidencial.

Así que dicho por un afroamericano, mi amiga y yo quedamos exentas de parecer señoras copetonas neonazis.

Hay que darnos las vueltas de la suerte con el triunfo de Obama, tal vez, sólo tal vez, los siguientes en cambiar su paradigma seamos nosotros y tal vez, sólo tal vez, los indígenas ya no serán mas folklore nacional sino una comunidad con propuestas, dispuesta a negociar y a desear nuevos retos para ellos mismos.

Nada es para siempre, las tradiciones cambian, los pueblos se expanden o se eliminan, la adaptación a los nuevos entornos es primordial para la supervivencia de cualquier forma de vida, nuevos escenarios nos esperan para el 2009.

3 comentarios:

Adair Martínez dijo...

Nota mala :)... Los gringos ya no odian a los afroamericanos, sólo a los latinos... bueno por eso dije que mal comentario...

Pero si estoy muy de acuerdo en la idea que sostienes al decir que nada cambiará para nosotros a pesar de que Obama haya creado un grupo latino de colaboradores... No me pone triste y no me emociona y no me causa indiferencia es sólo... que ya estoy acostumbrado...
Lo de Will Smith me sorprendió, lo creía un tipo inmerso en egolatría y estupidés...

Suerte...

JULIA CUÉLLAR dijo...

JAJJAJ. Adair, los gringos no odian a los afroamericanos, eso lo sé, lo que quise decir es que hay algunos afroamericanos que creen que aún su condición física y cultural les da desventaja. Esa es una idea en la cabeza de algunos afroamericanos y eso no tiene nada que ver con los gringos, sino con lo que cada quien piensa de sí mismo respecto al otro.

De que odien a los latinos, pues tengo mis dudas, no sé cuánto es es el mismo fenómeno, de ser una idea de estereotipo más que una realidad. Lo digo porque como latina viví un tiempo allá y conocía a otros latinos y vi que hay oportunidades para nosotros, ciertamente, hay diferentes condiciones de ser latino en Estados Unidos, pero un odio marcado no lo creo, incomprensión tal vez, pero no es odio. A lo mejor en algunos sectores, no en todos.

Gracias por tus comentarios, un placer platicar contigo. Ojalá sigas escribiendo.

Adair Martínez dijo...

jejejeje... traté de decirlo de forma irónica, pero soy malo, muy malo para darme a entender.
Cambiando de tema, tengo una propuesta sobre un escrito que me gustaría proponerte, te dejo mi correo para que por lo menos sea un poco más personal el contacto y pueda explicarte dicha propuesta y que me comentes tu opción.
el correo es: adairmtz@hotmail.com
Soy Adair o Sergio Martínez... o Sergio Adair Martínez :P.... Espero contactarte... Suerte!!!