21 sept. 2007

Romualdo Garcia


Es un excelente libro de Ediciones La Rana, rescata las rutas de sangre que nutrieron a nuestro país de mestizajes que por muchos años la historia oficial quiso borrar. La memoria fotográfica no es tan fácil de eliminar y hoy ella nos cuenta con luz lo que a la tinta se le negó. María Elisa Velázquez es la encargada de guiarnos por estas rutas intrincadas de un pasado sanguíneo mezclado e inegable en nuestros rasgos aún hoy. Las fotografías de Romualdo García que por mucho tiempo estuvieron expuestas en el Museo de la Alhóndiga de Granaditas, hoy encuentran un reposo dignificante en este libro. A parte del ángulo histórico que es obviamente el tratamiento de la obra, las fotos son maravillosas por los códigos comunicativos abiertos, uno puede observar cómo era el ideal de mujer, de parejas, las relaciones entre hombres y mujeres, los símbolos de la época, es un deleite descubrir la cotidianidad de ese tiempo en un estudio fotográfico, es una ironía. Sobre la foto, miles de reflexiones sobre cuál era su función en la época. Muy recomendable.

1 comentario:

Gibelius dijo...

¡Qué buen descubrimiento! Desde hace tiempo que he estado buscando fuentes para documentar el tema.

Hace poco, en el Chelódromo de la Biblioteca de la Ibero encontré un documental que tal vez te interese. Me parece que se llama "Las raíces ocultas de México".

Gracias y gracias.