30 ago. 2007

LOS COMIENZOS Y LAS DESPEDIDAS


Cuando el aroma de un sexo es ya desagradable es tiempo de decir adiós.
Cuando el sabor de una saliva renueva es tiempo de arriesgarse.

4 comentarios:

Crisssss dijo...

oh por Dios... Houston, we lost her... One more freakin time!

JULIA dijo...

jajajaja, No me han perdido, aquí estoy. Ni más enamorada ni más amada que nunca. Simplemente más receptiva de lo que implica amar y darse a amar.

Kijas dijo...

jaja. esaq chido el poema. No le entendi mas que a la primer miad, pero sigue chido.

JULIA dijo...

Qué buenoq que te gustó Kijas, espero seguir leyéndote por aquí.
Cuídate